5 abril, 2018

¡Sigue la Itzulia desde dentro con el Euskadi-Murias!

Etapa 6: Eibar – Arrate (122,2 km)

Esta última etapa ha sido una de las más intensas y llena de sensaciones. Como apuntaban las previsiones, Primoz Roglic ha sido ganador de la Itzulia 2018, pero se ha visto en apuros cuando se ha ido al suelo en el kilómetro 3, creando mucha tensión en el ambiente y rompiendo el pelotón. Las inclemencias del tiempo tampoco parecían estar muy a favor, el viento, el frío y el agua no ayudaban.

A pesar de las condiciones climatológicas hemos disfrutado de una gran afluencia de público, un ambiente espectacular y una afición totalmente involucrada animando al Euskadi-Murias, luchando a su lado desde el principio hasta el final.

De esta manera se le pone punto y final la Itzulia 2018, siendo Eduardo Prades el mejor clasificado en la general en el puesto 28. Así ha sido para el Euskadi-Murias, y así lo hemos vivido desde dentro, dejando claras sus ganas de pelear y seguir hacia adelante.

Etapa 5: Vitoria-Gasteiz-Eibar (164 km)

La penúltima etapa de la Itzulia 2018 ha dejado tras de sí a un gran Mikel Bizkarra, entrando en el segundo grupo de corredores y aguantando el intenso nivel con el que se disputó la carrera. Y es que el tiempo primaveral, aunque con algunos golpes de viento, que acompañó la prueba y los constantes movimientos de los ciclistas para poner en jaque al líder hicieron que la carrera adquiriera un ritmo muy rápido.

Con una masiva afluencia de espectadores, tanto en Vitoria-Gasteiz como en Eibar, se pudo respirar un ambiente ciclista aún más grande si cabe que en las pasadas jornadas. Además, el vizcaíno Omar Fraile se llevó la carrera en el sprint final.

Mañana se pondrá el punto final en Arrate con la etapa reina de 122 kilómetros. Todo apunta a que Primoz Roglic será el ganador de este año al terminar segundo en el día de hoy y mantenerse líder de la general.

Etapa 4: Lodosa-Lodosa (19,4 km)

La localidad navarra de Lodosa ha acogido la crono de la Itzulia 2018. Una jornada previsible para los intereses del Euskadi-Murias, donde los grandes nombres han sido los que han copado todas las miradas.

Primoz Roglic cumplió los pronósticos y se llevó la crono desbancando a Julen Alaphilippe del liderado de la clasificación general. Ahora, con dos etapas por disputarse ambos corredores serán los que se jueguen el campeonato.

Mañana la quinta etapa tomará comienzo en Vitoria-Gasteiz para finalizar en Eibar, tras 164 kilómetros de recorrido. La carrera será de armas tomar pues se espera mal tiempo. Una prueba movida en la que los chicos de Murias tratarán se obtener una victoria.

Etapa 3: Bermeo-Villanueva de Valdegobia (187 km)

En la etapa más larga disputada hasta el momento en la Itzulia 2018, el Euskadi-Murias ha vuelto a ser uno de los protagonistas de la jornada. Y no solo por la gran expectación de los aficionados locales, quienes se han arremolinado en torno al autobús y los corredores del equipo dándoles ánimos.

Sino porque Enrique Sanz ha peleado la victoria hasta el final terminando en 5ª posición en el emocionante sprint que se ha llevado el australiano Jay McCarthy. Antes, Aritz Bagües se escapó junto con otros 7 ciclistas, liderando la carrera durante buena parte de la misma. Pero la calidad de sus rivales y el empuje del pelotón hizo Bagües no pudiera mantener su ventaja.

A ello se unió el fuerte viento que soplaba en contra y los difíciles últimos 20 kilómetros que giraban alrededor de Valdegobia. La nota curiosa, y tierna, de la jornada la puso el vizcaíno Igor Antón, quien en medio de la carrera sacó tiempo para pararse y saludar a su hija recién nacida.

Etapa 2: Zarautz-Bermeo (167 km)

Volvimos a echarnos a la carretera siguiendo al Euskadi-Murias durante su segunda etapa en la Itzulia 2018. Con un recorrido serpenteante y cuatro puertos de montaña puntuables, los chicos de verde consiguieron realizar una gran actuación por equipos con tres de nuestros ciclistas traspasando la meta entre los primeros grupos, entre ellos Garikoitz Bravo y Eduardo Prades.

La jornada estuvo marcada por una escapada de las que llamamos «caras» ya que desfondó a buena parte de sus integrantes. El pelotón los engulló a unos 25 kilómetros para el final, volviendo totalmente loca al resto de la carrera.

Con una llegada «ratonera» y una curva final bastante complicada, donde se amontonaba mucho público familiar, los mismos «pescadores» de ayer fueron los más listos en el «río revuelto» generado. Así, Alaphilippe volvió a ganar y es más líder todavía.

Etapa 1: Zarautz-Zarautz (162 km)

La primera etapa de la Vuelta al País Vasco ha comenzado con mucho protagonismo del Euskadi-Murias. Y es que nuestros ciclistas se encontraban realmente motivados por dar la campanada en el día de hoy. Ya desde primeras horas se respiraba un ambiente festivo que ponía los pelos de punta.

La carrera tuvo su comienzo y final en Zarautz, Gipuzkoa, con unos 162 kilómetros de recorrido en total y cinco puertos puntuables de por medio. ¡Todo un reto para nuestros chicos! Nada más darse el pistoletazo de salida cuatro corredores, tres bizkainos y un eritreo, han sido los protagonistas de la primera escapada. Entre ellos Aitor González. Pero a unos 26 kilómetros para la meta el pelotón les dio caza.

Además, nuestros chicos pelearon por conseguir los puntos de montaña al tiempo que disfrutaron del día primaveral y la gran acogida por parte de la afición, quien llenó las cuentas y las calles de Zarautz.

Fue entonces cuando en la última subida al puerto de Elkano, Primoz Roglic, Julian Alaphilippe y Nairo Quintana se dieron a la fuga. Finalmente, la victoria recayó en el francés Alaphilippe tras un emocionante sprint.

Así, vivimos una gran jornada ciclista que dejó un buen papel del Murias y demostró el gran trabajo que se está realizando por parte del equipo vasco, compitiendo de tú a tú con los mejores combinados internacionales. Mañana volveremos a subirnos al coche para seguir la segunda etapa, que se disputará entre Zarautz y Bermeo, de unos 168 kilómetros.

Va a ser una semana muy especial. Por primera vez en cinco años –desde los tiempos del Euskaltel Euskadi-, un equipo de País Vasco, el Euskadi-Murias, volverá a competir en casa, en la Itzulia: una carrera World Tour al nivel de las mejores en cuanto a exigencia del recorrido, nivel de participación y, sobre todo, la pasión con la que la afición del territorio vive la carrera y apoya a los ciclistas.

En Orbea queremos que la vivas intensamente, y por eso hemos pedido a nuestro embajador, Mikel Azparren, que se suba al coche del Euskadi-Murias durante la Itzulia y nos cuente desde dentro, cada día, cómo se vive una carrera de este nivel: la subida a Arrate, la crono de Lodosa, la cima de Azurki, la emoción de los últimos metros… ¡te lo contaremos todo desde el coche del Euskadi-Murias al final de cada etapa!

¿Te apuntas?