Aventura Occam en territorio Misser

Acababa de llegar a casa después de una buena salida con mi bici de enduro cuando mi teléfono sonó y… ¡Sorpresa!, es una de las leyendas del MTB en España, Tomi Misser. »Hey Kike, ¿te apetece venirte unos días a montar por casa?»

Lo habíamos comentado el año pasado, y ahora surge la posibilidad. En los últimos tiempos, la agenda de Tomi echa humo la mayor parte del año y la mía está ahora mismo algo más relajada comparada con el ritmo frenético de la primavera y el verano. Tomi acaba de terminar la temporada de carreras de ciclocross y tiene unos cuantos días libres hasta su próxima aventura. Estos últimos años, cada invierno, depués de afrontar multitud de aventuras en MTB a lo largo del año, Tomi se sumerge en el barro para disputar carreras de CX a nivel regional y nacional. Viene de ser sexto clasificado elite en el campeonato de España.

Tomi, en su día uno de los mejores riders de DH a nivel mundial, es actualmente embajador de Orbea y miembro del Orbea Factory Team. Participa en pruebas de MTB por etapas por todo el mundo, desde la Cape Epic, The Pionner (NZ), la Breck Epic (USA) o la TransPyr. Este año tiene planeado rescatar su cara más bajadora y participar en alguna competición de Enduro.

Cuadramos fechas y reservo billete para Barcelona. Por fin podré rodar por el territorio Misser, por Llinars del Vallés, a escasos kms. de Barcelona, donde la familia de Tomi, liderada por su padre Josep, organizó nada menos que una Copa del Mundo Grundig en 1993. Vamos a conocer la zona en la que Tomi y su hermano Pau evolucionaron como riders hasta ser unos corredores referencia en las copas del mundo de DH en la década de los años 90.

El primer día Tomi me recogió al llegar del viaje y nos dirigimos a casa de sus padres en Llinars del Valles, en donde tienen ese pequeño museo con los cuadros que utilizaban en sus días de DH. Me entretengo curioseando los cuadros artesanales Klein, el Kona Sex DH, los Schwinn…, pura historia del MTB. No me he traído mi bicicleta. Tomi me tiene preparada una Orbea Occam TR para estos días. Al cabo de un rato llega su hermano Pau y salimos a montar. En apenas 5 minutos estamos inmersos en un sendero estrecho de subida que nos acaba dejando al inicio de mítico circuito de DH de ‘La Ballena’, en el cual Tomi y Pau solían entrenar en sus años de World Cups. De ahí nos dirigimos al Turó del Vent, combinando divertidos y rápidos senderos con alguna zona de llaneo y subida por pista para acabar llegando a la Roc del Diable.

Desde allí afrontamos la subida al mítico Can Bordoi, escenario de la Copa del Mundo Grundig de Llinars del Valles de 1993, la primera Copa del mundo de MTB en España, la cual llegó gracias a la familia Misser. Pedaleamos por la zona en la que los Misser organizaron durante más de 20 años los ‘Dos días de Llinars’, un fin de semana de carreras de dual Slalom y DH que servían de fiesta de fin de temporada para el MTB español. A continuación pasaríamos por La Pineda para descender por la senda de los Jabalies, sendero de puro flow con curvas enlazadas y algún wallride, que nos llevaría de vuelta a Llinars del Vallés.

Comimos en la localidad de Cardedeu y dedicamos la tarde a montar dos nuevas bicis que Tomi acababa de recibir.

El segundo día cayó una fuerte tormenta con abundante lluvia y una importante nevada en zonas altas. Tomi tenía que grabar un par de vídeo tutoriales junto a Diego Grasa de Fox Europa para su canal de youtube, por lo que dedicamos la mañana a esa tarea.  Por la tarde, el tiempo nos dio una pequeña tregua y salimos a montar un par de horas ya por la zona del parque natural del Montseny, aunque las condiciones climatológicas seguían siendo adversas. Por la noche nos dedicamos a planificar la salida del próximo día.

El día siguiente teníamos planeada una ruta espectacular por el Parque Natural del Montseny. Se sumaban a la ruta Pau Misser y Diego Grasa.

El día amanecía totalmente nublado, pero al menos, la tormenta del día anterior ya parecía haber pasado. Nos dirigimos al Coll Formic (1150 mts), en pleno corazón del Montseny, donde comenzaríamos la ruta de 35kms de teníamos planeada. Al llegar al Col la sorpresa fue la gran cantidad de nieve que había en la zona. La nieve prevista para el día y noche anteriores había pintado de blanco los picos más altos del parque.

Si bien la idea dirigirse a Pla de la Calma y atravesar por la pista forestal que en principio no mostraba gran desnivel, la ruta no iba a ser fácil, pues durante un buen rato íbamos a rodar por encima de los 1000 metros de desnivel sobre una mezcla de hielo y nieve.

Empujando la bici, pedaleando como podíamos para mantener el equilibrio y con unas cuantas salidas de pista, trazamos todo el Pla de la Calma, por el Sui hasta Tagamanent. Una vez allí tomamos la impresionante senda de Les Carenes d’en Bosc, atravesando unos bosques bestiales, hasta llegar a Roca Centella, donde la nieve ya nos había abandonado. Desde Roca Centella afrontamos un largo descenso por un rápido sendero natural que serpentea por el bosque hasta dejarnos de la localidad de Cánoves. Finalizamos la ruta con unas pizzas de horno de piedra y la correspondiente cerveza para reponernos de un día largo y frío y de una gran ruta.

El último día quedamos para montar Tomi y yo por los alrededores de Cardedeu y Llinars del Vallés. Desayunamos y salimos hacia los bosques de la Torrassa del Moro, muy frecuentada por bikers y senderistas los fines de semana. Tomi me mostró algunos de los mejores senderos de la zona, con bajadas de puro flow, subidas y bajadas de sendero estrecho, pistas para rodar, zonas lentas y rápidas, etc..

Bajamos la famosa trialera de raices del bosque y a continuación nos dirigimos al mítico Dragon Khan, un sendero de unos 5 kms, rápido, muy variado y divertido, que, una vez más, hay que agradecer a la familia Misser. Y es que buena parte de los senderos de esta zona y de Llinars han sido desarrollados por los hermanos Misser y su padre Josep. Llegamos a Dosrius y remontamos de nuevo por la pista hasta la Torrassa del Moro, para acabar disfrutando de un bocata con los colegas de Tomi que montan por la zona.

Nos despedimos hasta la próxima aventura. Ya hemos seleccionado algunas otras zonas que queremos explorar. Permaneced atentos…

Etiquetas

Entradas relacionadas

Hace 3 años

'Cima o nada': Tomi conquista el Kilimanjaro

Nuestro rider afrontó su reto más ambicioso del año: alcanzar la cima de África con su Orbea Occam. Una aventura salvaje a 6.000 metros por un territorio indómito y abrumador.

Hace 3 años

AVENTURA DE PURO MTB

La Trans-Nomad se disputó en el Pirineo más salvaje. Una aventura enorme que va mucho más allá de tiempos y clasificaciones. De ello queremos hablarte.

Hace 4 años

El Reto que apoyaremos es…

Antes de revelar el nombre de la persona que se convertirá en embajador de Orbea, tenemos que daros las gracias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad