La rueda perfecta de Enduro es la que mejor gira

¿Obvio, verdad? Hasta que un día das una vuelta por el departamento de calidad, con Aitor Juaristi a la cabeza, y lanzas esa afirmación. Y su respuesta no es otra que una amalgama de conceptos familiares al oído que te descubre la compleja sencillez de las ruedas: ligereza, rigidez, resistencia, reactividad, etc.

Al acercarte al box del Orbea Enduro Team entre tramo y tramo de las Enduro World Series y preguntar a los riders por su imaginario de ruedas perfectas, enseguida escuchas muchos de esos conceptos. A Thomas Lapeyrie le gustan las ruedas ligeras, rígidas, eficientes y fuertes. Becky Cook prefiere las ruedas que dan confianza, resistencia y agarre. Por último, el joven Gabriel Torralba busca rigidez, ligereza, resistencia y buenos rodamientos.

Todos estos conceptos, en conjunto, determinan sobre el papel el rendimiento de las ruedas. El elemento más influyente en el comportamiento de una bici de Enduro junto con las suspensiones.

El responsable de Calidad, Aitor Juaristi, cuenta rápidamente el porqué de esto. “Cuando aceleras en bicicleta, tienes que vencer una aceleración lineal -hacia adelante-. Cuando unas ruedas aceleran, además de acelerar hacia adelante, también lo hacen rotando en efecto giroscópico por lo que también tienen aceleración angular”, asevera Aitor antes de afirmar algo tan escuchado como “quitar un kilo de las ruedas se nota más que hacerlo del cuadro”.

Pues quitémosle peso a las ruedas de enduro. La mejor forma de hacerlo es, sin duda, a través del carbono. Entonces, Aitor saca de nuevo su repertorio de conceptos y cuenta que perderemos uno de los atributos que buscan los riders: rigidez. “Generalmente, cuanto más ligeras son las ruedas menos rígidas son”, señala.

Básicamente, la rigidez de una rueda es la resistencia a la deformación. Hay tres tipos según cuenta Aitor: rigidez lateral, vertical y torsional. La rigidez lateral es la deformación perceptible en curvas, cuando la rueda “flanea” y hace que la trazada sea menos precisa, con menos control. La rigidez vertical es la resistencia a la deformación por la fuerza que ejerce el peso del biker y la bici, pero también de las irregularidades del terreno (piedras, raíces, saltos, etc.). Por tanto, más rigidez vertical hará que la rueda sea menos absorbente y en consecuencia, serán más incómoda.

Por último, la rigidez torsional es una es la deformación que se da en los radios al pedalear. Cuando damos un golpe de pedal, los radios intentan deformarse. Más rigidez torsional dará más reactividad a la rueda, puesto que antes se transferirá la potencia a éstas.

Con la llegada de las 29”, que flexan más lateralmente que unas 26” debido al mayor diámetro de la rueda; llegó también el Boost precisamente para compensar esa pérdida de rigidez lateral, entre otros beneficios. Gracias a un buje más ancho y, en consecuencia, unos radios con más inclinación, la rigidez lateral se incrementa o lo que es lo mismo, mayor control y precisión. Las llantas de garganta más anchas, de hasta 30mm por ejemplo como las ENVE M730 del Orbea Enduro Team, también mejoran esta rigidez al ofrecer más resistencia a la deformación gracias a una forma más cuadrada de la llanta.

Lo mismo con el número de radios. A mayor número de radios, como los 32 de las ENVE M730, mayor rigidez tendrá la rueda porque mejor distribuirá las fuerzas que pretenden deformar (flexar) la rueda.

Pero en el Enduro o en las Enduro World Series, más allá de estos conceptos de rendimiento de las ruedas, hay otro igual de importante o más: la fiabilidad o resistencia.

Carbono en las EWS

“Un cambio de ruedas, horquilla o cuadro durante un fin de semana de competición en las Enduro World Series son 5 minutos de penalización”, dice el manager y mecánico del Orbea Enduro Team, Julien Brugeas. Por dar una aproximación, esos 5 minutos de penalización supone perder absolutamente toda opción de ocupar las primeras plazas.

Es uno de los principales argumentos de los que todavía compiten con ruedas de aluminio, si bien “cada vez se ven más ruedas de carbono en estas competiciones de Enduro”, cuenta Julien. El Orbea Enduro Team confía sus posibilidades a las mencionadas ruedas de carbono de ENVE, las M730.

Llegado a este punto, la pregunta del número de incidentes de carrera que han tenido en lo que va de de temporada compitiendo en la élite endurera es obligada. “En las EWS no hemos tenido ningún accidente, pero en otras competiciones sí que hemos tenido un par de percances en sitios donde cualquier otra rueda se habría roto”, revela Julien.

Uno de ellos, una rotura de radios después de ser golpeados con la patilla de cambio en una caída y una fisura en un aro después de un importante revolcón en una sección de piedras. Después de ambos incidentes, ambos riders pudieron terminar la competición gracias a la solución tecnológica de las ENVE M730, el conocido como Protective Rim Strip.

Protective Rim Strip de ENVE

Es el arma definitiva de ENVE para garantizar la máxima fiabilidad de las ruedas de carbono: protección casi total contra los llantazos. Eso que parecía desterrado con la llegada del Tubeless pero que, a presiones cada vez más bajas, florece para arruinar la competición o ruta en un solo error.

Más teniendo en cuenta que los riders del Orbea Enduro Team usan un rango de presiones en torno a 1,4 – 1,7 bares delante y 1,7 – 1,9 detrás. Evidemente dependiendo de las condiciones del terreno, meteorología, estilo de conducción o cubiertas que usen entre los seis modelos que disponen: Maxxis Minion DHF, Minion DHR, High Roller 2, Aggressor, Shorty y Assegai (todos con un balón entre 2,4 y 2,5 y sin usar bandas antipinchazos).

El Protective Rim Strip es un fondo de llanta de goma que elimina prácticamente la probabilidad de llantazos ya que la llanta no entra en contacto directo con la cubierta al dar el pellizco. De esta forma, los bikers pueden rodar con presiones bajas como las detalladas más arriba, ofreciendo así en un mayor control y tracción.

Para desarrollar unas ruedas con esta tecnología, el director de Marketing, Jake Pantone, cuenta que se preguntaron por “lo que limitaba una experiencia de conducción mayor”. “Cuando pilotas con unas cubiertas muy infladas o con antipinchazos tipo mousse que añaden peso y disminuyen la tracción, pierdes control. La serie M elimina estas limitaciones al utilizar la tecnología más avanzada para diseñar llantas de carbono”, afirma.

Además, en caso extremo de fisura o rotura por pellizco, la llanta mantiene la estanqueidad del Tubeless (y del aire) al estar sellada con ese fondo de goma, de modo que les permite acabar la competición como sucedió en los dos lances de carrera narrados más arriba.

El resultado no es otro que unas ruedas de 29” de carbono con una resistencia digna de los circuitos de DH, la ligereza del carbono -1,98 kg el par- y la rigidez que ofrece un radiado numeroso, Boost y un ancho de llanta interior de 30mm. En otras palabras, una rueda preparada para la élite del Enduro.

RALLON M TEAM

ENVE M730

Puedes seguir todas las novedades del Orbea Enduro Team en sus redes sociales (Instagram, Youtube y Facebook), en orbea.com y también en la nueva web del Orbea Enduro Team.

*FOTOS: Orbea / ENVE

Etiquetas

Entradas relacionadas

Hace 4 años

Recuperación con el Orbea Factory Team

Sobreviviendo a pruebas largas en días, como las carreras por etapas estilo Brasil Ride o Cape Epic…

Hace 4 años

El monoplato se hace con el Enduro

El monoplato existe desde la primera bicicleta moderna. Tal cual.

Hace 4 años

Equipamiento Enduro: necesidades de altura para la máxima competición

Varias horas pedaleando en una competición endurera, con varios tramos cronometrados que…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad