27 febrero, 2024

Un Opening Weekend muy emocionante para el Lotto-Dstny

Con el mayor de los respetos, hasta este momento del año las carreras han sido un calentamiento, el reparto de cartas, el vermú. Sin embargo, los belgas lo vienen sabiendo desde hace muchos muchísimos años, la temporada empieza ahora.

Los años pasan y el romance permanece. No hay nada comparado con lo que se siente al formar parte de este espectáculo. Nada, nada es igual a llegar a Gante, a Kortrjik, a Lieja o a Amberes y encontrar mayores, niños, familias y decenas de caravanas aparcadas desde hace días. Si cualquier mortal no puede evitar un vuelco al corazón al verse envuelto en este affair, ¿acaso podemos siquiera imaginar lo que supone para alguien nacido en una de estas casas de ladrillo oscuro?

 

Imaginemos al Lotto-Dstny, el equipo profesional más antiguo del pelotón, absolutamente belga. La emoción es inimaginable, muchas de estas carreteras son las de sus entrenamientos, las del camino a casa, solo ellos saben qué se siente.

Omloop Het Nieuwsblad tiene el inmenso honor de inaugurar la temporada. Cada año todos los ojos se posan en ’t Kuipe, el velódromo de Gante, y hacen sus apuestas.

Omloop no defraudó: fueron más de 130 km de pura carrera, sin descanso. De hecho la de este sábado fue la OHN más rápida de todos los tiempos: 44 km/h, con viento y carreteras embarradas, puro Flandes.

 

La escuadra del Lotto tampoco defraudó, el azul y el rojo pintaron el grupo delantero de principio a fin. Arnaud De Lie presumió de piernas y aguantó con los mejores durante toda la carrera. Junto con Jasper De Buyst cogió la escapada muy al inicio, hasta llegar al Wolvenberg, que hizo otra enorme criba. Arnaud consiguió superarlo junto con tan solo otros cinco corredores. Se sucedían los ataques, uno tras otro, sin tregua. Mientras tanto parte del grupo que habían dejado atrás consiguió volver.

A menos de 10 kilómetros de meta Tratnik y Politt atacaron finalmente con éxito. Pero Lotto estuvo de maravilla y consiguieron devolver a Arnaud al pequeño grupo que acabaría esprintando por la victoria. Al final un décimo lugar que le supo a poco.

«Fue una carrera muy dura y di lo mejor que tenía, pero era difícil con tres hombres del Visma. Vine a ganar, no a por un top 10, pero lo entregué todo. Me sentí bien hoy, así que estoy contento en cuanto a sensaciones. […] es una buena señal de cara a Samyn y Paris-Nice».

Otros cuatro corredores acabaron entre los 40 primeros después de haber estado muy activos durante toda la carrera, demostrando que les queda mucho por hacer este año.

 

En Kuurne-Bruselas-Kuurne volvimos a ver a un gran Lotto, De Buyst permaneció al frente una buena parte del día y se mantuvo después en un segundo grupo a menos de 3 minutos de cabeza de carrera, en ningún momento tiró la toalla.

No pudieron rematar ninguno de los dos días pero fueron volteando algunas cartas y está claro que este equipo las lleva buenas.

Orca Aero

Y como un artista no es nada sin una buena compañera de reparto, el equipo ha corrido y correrá el resto de la primavera con Orca Aero. La adoran. La bici es rápida, reactiva y potente. Una ganadora.

Por su parte las chicas del Lotto-Dstny también estrenaron temporada de Clásicas este fin de semana. Thalita de Jong entró en Ninove con un pequeño grupo entre las que se contaban nombres como Vollering o Niewiadoma. Empieza una temporada muy emocionante para ellas y para los que vienen detrás: Joshua Giddings ganó Brussels-Opwijk con el Devo Team.

 

Podemos decir que ya es primavera, la competición ha llegado a Flandes, ha vuelto a casa.