7 noviembre, 2022

There can only be one first

Cuando compites en la élite, la gloria está reservada solo para los mejores. Actualmente, la exigencia en las Enduro World Series es mayúscula; cada pedalada, cada trazada, cada una de las pequeñas decisiones que toma el rider, determina si toca el cielo o muerde el polvo. Esta eterna búsqueda por ser el número uno persigue a Flo, Edgar, Vid, Martin… pero también al resto de riders. “There can only be one first” narra esa lucha constante contra ti mismo por llegar a lo más alto.

Deberes hechos, pero queremos más

Crans Montana, Loudenvielle y Finale Ligure bajaron el telón de las EWS 2022. Una actuación, la del Orbea Fox Enduro Team, que fue más que satisfactoria en el aspecto grupal gracias a la general que conseguimos por equipos en categoría de eléctricas. Una temporada que tuvo una fiesta final digna para el recuerdo, y en la que el equipo cerró capítulo de la mejor manera posible en lo individual y en lo colectivo.

Pero, a pesar del éxito, siempre queremos más. El Enduro profesional supone una exigencia física y mental que solo los riders y los miembros del equipo experimentan.

“Hay algunos resultados mucho más dolorosos que otros. Si quedas decimoquinto sabes que estás muy lejos, pero si quedas segundo, por ejemplo, estás cerca y lejos a la vez. Lo mismo pasa con el cuarto puesto, que te deja a las puertas del podio”

Primoz Strancar – Team Manager Orbea Fox Enduro Team

Nunca es suficiente, el límite siempre está un poco más allá. Pero, esta incesante búsqueda del triunfo convive perfectamente con el respeto por tus rivales. Rivales en la pista, compañeros fuera de ella. Y es que el Enduro pivota sobre la admiración y camaradería de sus riders. Competitividad, exigencia y compañerismo.

“Cuando estás compitiendo de manera profesional, el respeto y la admiración tanto por el que tienes delante como por el que tienes detrás, es enorme”

Martin Maes – Orbea Fox Enduro Team rider

“El segundo puesto me había perseguido durante las últimas tres carreras. Segunda, segunda y segunda… en la última cita del año quería ganar”

Flo Espiñeira – Orbea Fox Enduro Team rider

Y lo consiguió. Pero el triunfo, el éxito conjunto, se entiende desde la fuerza del equipo, desde la unión del grupo.

De esta forma afrontamos cada carrera, así llegaron las victorias de este año y así alcanzaremos las que están por venir. Así convertimos esa obsesión por ganar, en algo que verdaderamente vale la pena.